FILETES DE POLLO JUGOSOS EMPANADOS

Hoy os traigo esta sencilla receta de filetes de pollo jugosos empanados, o filetes empanados o empanizados. Todo tiene su “intríngulis” y es que los filetes empanados están muy buenos pero si los filetes están jugosos porque si no quedan muy secos y el conjunto no gusta. Si no consigues que te salgan jugosos y tiernos te comparto el secreto para remediar esto.

Este truco lo descubrí hace muchos años y me lo dio una amiga de una amiga de una amiga… Bueno, me centro. Si quieres hacer unos jugosos filetes de pollo empanados este es el secreto: dejar los filetes en zumo de limón mínimo 3 horas, o mejor de un día para otro. Haciéndolo así al empanarlos saldrán mucho más jugosos que si no hacemos este truco.

 

INGREDIENTES:

  • 1/2 kg. de filetes de pollo,
  • 2-4 limones (depende del tamaño y zumo que tengan),

Para el empanado:

  • harina,
  • pan rallado,
  • copos de maiz(opcional),
  • 2 dientes de ajo,
  • perejil,
  • huevo,
  • sal y pimienta.

PREPARACIÓN:

Poner los filetes de pollo a adobar en el zumo de varios limones junto con los dientes de ajo picaditos y el perejil también picado y dejar así adobando mínimo 3 horas, aunque lo mejor es dejarlo de un día para otro en la nevera. Lo ideal es planificarlo y dejarlos adobando en el zumo de limón toda la noche, aunque para unas prisas o improvisación al menos un par de horas.

Si has comprado los filetes en el súper y te vienen en una bandeja de plástico puedes quitar el papel que trae al fondo y usarla para adobarlo ahí mismo sin ensuciar ningún táper.

Cuando vayamos a prepararlos se sacan de la nevera y se le echa sal y pimienta. Removemos bien todos los filetes.

Preparamos tres platos en uno ponemos harina, en otro pan rallado y en el tercero un par de huevos y lo batimos con un tenedor. Pasamos los filetes por la harina, sacudimos el filete para quitar el exceso de harina y pasamos por el huevo batido y luego por el plato donde tenemos el pan rallado y freímos en abundante aceite caliente hasta que veamos que toma un bonito color tostado. Pasar a una bandeja o fuente con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Si queremos el empanado con un extra de crujiente pon en práctica este otro truco: añadir al pan rallado un puñado (la proporción la vas a ir graduando tu según tu gusto al repetir la receta en varias ocasiones) de copos de maiz triturados toscamente, con  ayuda de un rodillo u otro objeto. No hay que dejarlos muy molidos, así que no usar un molinillo o trituradora eléctrica. Los de la foto no llevan el extra de crujiente porque no me quedaban por casa copos de maiz, pero si tenéis no dejéis de probarlo.

Los filetes empanados se sirven tanto en caliente como en frío. En verano son ideales para llevar en el picnic que vamos a tomar en la playa o la piscina. Deliciosos acompañados de cualquier cosas aunque lo más equilibrado sería servirlos acompañado de una buena ensalada.

NOTAS:

En los fritos la temperatura del aceite es importante. Este debe estar caliente pero no muy caliente. Si ponemos algo a freír con el aceite frío coge mucho aceite y queda aceitoso y si por el contrario el aceite está muy caliente lo que estemos friendo se quema por fuera y no se hace suficientemente por dentro.

En lugar de pan rallado normal podemos utilizar pan rallado con ajo y perejil aunque personalmente prefiero usar el normal y añadir el ajo y perejil en el adobo de los filetes, eso ya al gusto de cada uno.

Otra opción sería en lugar de hacer filetes empanados normales añadirles una loncha de queso con lo que tendríamos unos deliciosos filetes empanados con queso.

Besitos.

Tal vez también te interesen estas otras recetas:

croquetas de jamón,

cómo hacer aros de cebolla muy crujientes,

acelgas rebozadas,

aros de cebolla a la cerveza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.