CAFÉ MOLIDO O EN GRANO

Hoy vamos a hablar del café, esa bebida de dioses, pero qué tendrá que tanto se consume.

Nos engancha el café, su aroma, su temperatura, su color… esa  taza de café humeante que nos relaja, nos despierta, nos estimula, a cualquier hora del día, al llegar a casa, como pretexto para quedar con los amigos, para sentirnos a gusto…

Pero, ¿sabemos realmente como es este elixir?  El café es la bebida que se produce de los granos de café.

Sus origenes parece ser que se sitúan en África, pero habría que llegar a principios del siglo XVII para encontrar un adelanto significativo en la sofisticación de su preparación, que es el que se asemeja al modo que hoy en día utilizamos.

En aquellos momentos no existía la actual tecnología que agiliza tanto el proceso. El primer escollo era tostar adecuadamente el grano, pues se necesita auténticos maestros para conseguir que el grano este en su punto., es decir bien tostado. De café en grano y recién tostado vamos a hablar a continuación.

Una vez tostado había que molerlo, la cuestión es que la molienda era poco homogénea. Luego se añadía agua caliente y se filtraba, pero no es hasta el siglo XIX con la revolución industrial que aparecen las primeras cafeteras.

Si os preguntáis: café molido o en grano, pues os cuento que en cuanto a la mejor forma de conservarlo, es en grano y lo más idóneo es tener en casa un molinillo y molerlo antes de prepararlo. Es la mejor forma de disfrutar del café pues el café molido se oxida muy rápido y pierde propiedades y aroma.

El café es la bebida más consumida en el mundo y a medida que avanzan las investigaciones se descubren más curiosidades y nuevos beneficios con su consumo. Tomar 3 tazas de café al día reduce el riesgo de muerte.

El café no es sólo un poderoso estimulante tiene un efecto vasodilatador  y parece tener un efecto preventivo en la apariciones de la diabetes o algunos tipos de cáncer. Y aún hay más, bastante más.

Contribuye a reducir el dolor, dos tazas de café pueden rebajar el dolor muscular post entrenamiento hasta un 48%

Protege contra la cirrosis hepática pues tanto el café como el café descafeinado reduce los niveles de enzimas hepáticas.

Existen suficientes evidencias para probar que la cafeína puede proteger contra la enfermedad del Alzheimer pues se logró aislar los compuestos en el café tostado que pueden ser responsables de prevenir la acumulación de la placa cerebral que se cree que causa la enfermedad.

Investigaciones más recientes en Suecia, revelaron que beber café reduce el riesgo de Parkinson, incluso cuando entran en juego factores genéticos. Y se ha descubierto que la cafeína combinada con un compuesto que se encuentra en los granos de café proporciona beneficios protectores en las ratas de laboratorio que estaban genéticamente predispuestas a desarrollar Parkinson.

Otro de sus muchas cualidades, según un estudio que llevaron a cabo entre quienes consumían de entre 3 a 5 tazas de café diarias, conseguía tener una menor probabilidad de desarrollar futuras enfermedades cardiacas.

Así pues las virtudes y bondades del café quedan más que demostradas. Además se pueden preparar infinidad de dulces y postres con café. Mi favorito: el tiramisú pero en general me gustan todos las tartas y dulces con este sabor… a mí me apetece ahora mismo un cafelito caliente o frío, pero denso y aromático, y…¿a vosotr@s??

Besos y cuidaros mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.