TARTA DE CHOCOLATE BLANCO Y FRESAS SIN HORNO

Ya os he contado que a mi hijo le encaaannta el chocolate blanco. Me pidió una tarta de chocolate blanco y como estamos en temporada de fresas, pues salió una tarta de chocolate blanco y fresas.

Para hacer esta tarta he utilizado un aro ajustable que he puesto a 19 cm de diámetro.

Ingredientes:

– 500 ml de nata,

– 500 ml. leche,
– 200 de chocolate blanco
– 2 sobre de cuajada,
– azúcar (un par de cucharadas opcional).

Además para la base de la tarta:

-150 gr. de galletas de tu elección,

– 80 gr. de mantequilla,

Decoración: al gusto, yo la decoré simplemente con nata montada.

Preparación:

En primer lugar preparamos lo que será la base de nuestra tarta. Para ello trituramos las galletas con una batidora o con ayuda de un rodillo de cocina

y la mezclamos con la mantequilla derretida unos 15 – 20 segundos en el microondas.

Lavamos unas fresas, las secamos y las cortamos a rodajitas. Reservamos.

Para esta tarta he usado un aro ajustable.

Lo puse sobre una fuente redonda y plana y le di un ancho que al medirlo fue de 19 cm. de diámetro.  Echamos dentro del aro la mezcla de galletas con mantequilla y con ayuda de una cuchara o el culo de un vaso vamos aplanándolo y distribuyendo la mezcla por toda la base.

Ahora cogemos las rodajas de fresas y las vamos colocando por todo el lateral como si pusiéramos un cinturón de fresa a la tarta. Para que los veáis claro os dejo la foto de la otra tarta de fresas, pero en este caso son rodajas de fresas y no medias fresas.

Reservamos y preparamos el cuerpo de la tarta:

Poner la nata, la cuajada y la leche en un cazo con el chocolate blanco (añadir algo de azúcar si os gustan bastante dulces, personalmente no le eche más de un par de cucharadas). Llevar a fuego moderado y remover hasta que hierva, momento en el que volcamos delicadamente sobre el molde en el que previamente ya tenemos la base de galletas con mantequilla.

Dejar que pierda el calor y una vez tibia la llevamos a la nevera para que cuaje. Unas 4-5 horas.

Transcurrido el tiempo sacamos de la nevera, desmoldar, decorar al gusto, yo la decoré en esta ocasión con nata montada y sirope de fresas. Servir.

¡Que rica, que bonita y que fina me ha quedado, madre mía! Jejejeje no necesito abuela….

En casa ha desaparecido en un visto y no visto.

Te dejo el enlace a otras tartas de fresa de mi web que te pueden interesar:

Tarta de fresas con nata,

Tarta con base crujiente de fresas y chocolate blanco sin horno.

– Tarta de fruta

Besitos.

Puntua esta Receta
[Total: 5 Promedio: 4]

Recetas Relacionadas

Un comentario:

  1. Hola Mª Carmen. Esta tarta tiene una pinta sensacional. De esas que uno sabe cuando empieza pero cuando termina porque estoy seguro que hasta que no se acaba no deja uno de comerla y es que tiene que estar deliciosa. Me apuntaría a un trozo jj pero no creo que quede algo.
    Que disfrutes de estos días.
    Un abrazo.

Deja un comentario