PATATAS PANADERAS

Hoy os traigo unas humildes pero deliciosas patatas panaderas. Son la mejor opción de guarnición para platos de carne, pescado,… o si sois fans de las patatas como plato principal.

Os quiero enseñar esta receta porque en un símil con la ropa sería lo que se llama un “fondo de armario”. Hay muchas formas de preparar estas patatas, y tiene mil variantes. Os dejo mi forma de hacerlas y espero que os guste.

 

Esta receta tiene dos partes, una primera en la que las patatas se cuecen o se fríen y luego una segunda en la que se guisan en una sartén.

Habitualmente uso más la opción de cocer las patatas, si prefieres freírlas, sólo ten en cuenta que luego no tienes que marcar las patatas y que debes echar menos aceite para compensar el que ya llevan. Cualquiera de las dos opciones: cocidas o fritas son igualmente válidas.

Para esta receta y para muchas más es muy recomendable usar una buena sartén como la sarten copper chef. Está muy bien porque al ser cuadrada facilita su almacenaje y nos ahorra mucho espacio. Con ella podemos freír, asar o cocer al vapor…cocina todo tipo de platos y recetas y es apta para cualquier tipo de

 

cocina: eléctrico, de inducción, gas, vitrocerámica, etc.

INGREDIENTES:

  • 5 patatas medianas,
  • 2-3 dientes de ajos,
  • 1 cebolla grande,
  • 1 pimiento verde, (opcional)
  • aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • vino blanco
  • caldo de carne o pescado c/n,
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

c/n = cantidad necesaria.

PREPARACIÓN:

 

Lo primero de todo es lavar y cocer las patatas en una cacerola con agua o cocerlas en el microondas.
Últimamente estoy haciendo esto porque me resulta más rápido. Para cocerlas en el microondas es mejor elegirlas de tamaño medianas-pequeñas, ya que tardan menos en cocerse.

Las colocamos en el microondas envueltas individualmente en film transparente o metidas en bolsas de plástico cerradas y poner unos 4-5 minutos a máxima potencia.

Luego dejamos reposar otros 5 minutos, pues en el microondas la cocción continúa y se completa durante ese tiempo de reposo. Lo que permite que los alimentos se cocicen en su parte central, y no se hagan demasiado por los bordes.

Mientras se enfrían las patatas pelamos la cebolla y cortar en juliana fina. Pelar y cortar los dientes de ajo en rodajas. Lavar el pimiento y cortamos en tiras finas.

Pelar y cortar las patatas en rodajas con un grosor de medio centímetro y todas por igual.

 

Poner en una sartén, si tenéis la master copper mejor,  un poco de aceite de oliva virgen extra a calentar y poner las rodajas de patatas y marcar por ambas caras. Reservar en un plato. (si en lugar de cocidas habéis frito las patatas este paso no es necesario).

Echar en la sartén con el aceite el ajo, la cebolla y el pimiento que habíamos cortados. Una vez esta todo pochado echar las patatas de nuevo, vino blanco o caldo de carne o pescado hasta cubrir, la sal y la pimienta.

Dejar al fuego medio-bajo hasta que el vino se evapore. Removemos de vez en cuando con cuidado, pues se pueden romper.

Ideales para acompañar nuestra carne, pescado o verduras. Probamos para rectificar de sal y pimienta.

¡Que rico y que sencillo!

Muchos besos y animaros a hacer estas patatas panaderas, son la alegría de cualquier plato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.