DULCE DE MEMBRILLO HECHO FACIL

Amantes del dulce de membrillo: esto que os comparto es poco menos que la piedra filosofal en la alquimia membrillera. No sé si sabréis que hacer dulce de membrillo casero tiene su intríngulis, por decirlo de alguna manera, quiero decir que es bastante laborioso: hay que cocerlos, pelarlos, descorazonarlos, triturarlos…. uf y lo peor que es una vez hecho puré mezclarlos con el azúcar y ya a esta altura de la receta los salpicones llegan a la casa de la vecina, además se agarra al fondo a pesar de removerlos y si no te has quemado con una salpicadura o varias mejor que corras a echar una lotería…
Todo esto ha quedado atrás gracias a Loly del blog O Garfelo.
Vamos creo que le estaré agradecida el resto de mi vida y por supuesto me acordaré de ella cada vez que haga dulce de membrillo…
Cuando vi su receta no podía creerlo, la he hecho ¡por fin! entre tantas pendientes y si MA-RA-VI-LLO-SO tal como ella cuenta. Vamos creo que se merece un premio Nobel o una medalla al mérito membrillil.

 

Os dejo con esta receta de dulce de membrillo, importantísimo descubrimiento, un antes y un después al menos para todos los que no tenemos thermomix, entre las que me incluyo.

Ingredientes:

Membrillos,

Azúcar,

el zumo de 1 limón(opcional),

 

Preparación:

 Se pelan los membrillos, se les quita el corazón y aquí ser generoso, porque si intentamos apurar podemos luego notar en el dulce hecho como trocitos de hueso del membrillo(ya me ha pasado y os aviso para que no os pase), también le quitamos el rabo  y nos quedamos con la carne limpia del membrillo. Pesar el membrillo ya limpio y pelado y echar de azúcar según lo que pese.

La proporción es por cada kilo de membrillo limpio pelado 650 gr. de azúcar. Loli echa 500 gr. de azúcar y dice que a ella le empalaga echar 750 gr. y es precisamente la proporción que yo echaba de azúcar así que para no reducir tanto, pues le he echado 650 gr. y esta muy rico.

Cortamos a daditos o laminas el membrillo y lo echamos en una olla, lo cubrimos con el azúcar y le echamos el zumo de limón y se deja así un día entero, hasta el día siguiente.

 

Al siguiente día ya habrá soltado todo el jugo y tendrá un aspecto como esto:

Poner a cocer unas 2 horas aproximadamente(yo lo deje una hora y además y esto creo que es el fallo que yo cometí: no lo tapéis). Es importante que no lo tapéis, pues no salpica. Si lo tapáis os pasará como a mi: que al no evaporarse todo el líquido que debiera no me ha cuajado y me ha quedado membrillo de untar, está muy espeso pero no ha cuajado.

 

Una vez cocido se tritura con la batidora, se echa en los recipientes que queráis y lo dejáis enfriar a temperatura ambiente.
Listo.

 

¡a disfrutar!

Puntua esta Receta
[Total: 2 Promedio: 3]

Recetas Relacionadas

2 comentarios:

  1. Una receta estupenda. Besos y buen fin de semana preciosa.

  2. Jajajajaja! Exagerada ! Muchas gracias por tus palabras, yo también le estaré siempre agradecida a la anónima señora que se lo contó a mi prima ….si supiera lo que ha rodado su receta. Un abrazo!

Deja un comentario