HELADO DE KINDER BUENO CASERO

Hoy os traigo un helado casero y muy fácil de hacer es el helado de Kinder bueno, aunque también podríamos llamarlo helado avellanas y chocolate blanco. En casa nos gustan a todos mucho el helado y a mi me gusta hacerlo casero, que me da más confianza que los de supermercado, la verdad. A pesar de todo me tendría que meter a heladera en mi tiempo libre para que me alcanzara la producción casera para todos los días y es que es mucho el helado que se come en mi casa…. así que algunas veces compro también pero cada vez que puedo hago helado casero y de cada vez receta doble o triple del helado que toque ese día…

Como ya os conté en su momento, hice crema de Kinder bueno para que sobrara y poder usarla en varias recetas.  Hice la tarta de kinder bueno y congele la crema que me sobró y cuando tuve un poco de tiempo la saque del congelador, la dejé descongelar e hice este delicioso helado de Kinder Bueno casero.

Es súper prácticdo porque como esta congelada la crema kinder puedes hacer el helado cuando mejor te venga o aprovechar un rato tonto en el que no te de tiempo de hacer algo más complicado. Este helado te llevará solo unos diez minutos si tienes la crema kinder lista para usarla.

Esto ha sido simplemente mezclar nata montada con la crema kinder bueno.

Súper fácil y muy rica.

Ingredientes:

  • crema kinder bueno (haz click sobre la crema si quieres ver la receta),
  • 500 gr. de nata para montar,
  • 5-7 cucharadas de azúcar glas.

 

Preparación:

1º Previamente hacer la crema kinder bueno y dejarla enfríar o si la teníamos ya hecha y congelada la debemos de haber dejado descongelar la crema. Nos interesa a temperatura ambiente, ni fría ni caliente pues se nos bajaría la nata montada al mezclarla.

2º Montar la nata, azucararla a nuestro gusto y mezclar delicadamente con la crema hasta que este todo perfectamente mezclado.

3º Meter en fiambreras y llevar al congelador.

4º Estar pendiente y revolver con un tenedor para que no forme cristales cada 2-3 horas hasta que congele.

5º Servir en copas de helado con hilos de chocolate toping al gusto o lo que nos apetezca. Éxito asegurado, literamente ha desaparecido del congelador…. otro expediente X en casa…

¡Que fresquito y delicioso!

Nota: Este helado sale súper cremoso y esto me recuerda que  tengo pendiente de hacer el azúcar invertido que es para dar mas cremosidad a los helados y para que la bollería dure más tiempo tierna, entre otras utilidades, aunque aun no la he hecho y en los helados que tengo publicados no es necesario este ingrediente, aunque seguramente en otros si.

Tal vez te interesen estas otras recetas fresquitas:

helado de fresas,

sorbete de limón,

helado biscuit glase.

 

Muchos besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.